El vuelo de los cóndores

Para los incas el cóndor era inmortal. Asegura uno de los mitos más conocidos sobre esta ave inmensa que, al sentirse envejecer, los cóndores repliegan sus alas y se dejan caer sobre los riscos, simbolizando con este gesto el renacer del ciclo de la vida.

En el Valle del Colca, en Arequipa, se encuentra el Mirador de la Cruz del Cóndor, un sitio privilegiado para contemplar la profundidad del Cañón del Colca, la vegetación y el mágico vuelo de los cóndores.

El avistamiento del cóndor generalmente se hace de 9 a 12 del mediodía, el Cóndor sobrevuela los parajes del cañón, planeando muy cerca del mirador y estas gigantescas aves usan las corrientes termales ascendentes del cañón para elevarse por los cielos azules. Los cóndores toman altura antes de planear en las corrientes de aire que se dirigen hacia la costa, donde encuentran comida, realmente es un espectáculo y una experiencia que no puedes perderte.

Comentarios